(27 de Julio de 2017. El Venezolano).- Gabriel Pérez, ahora excónsul de Venezuela en Panamá, explicó que venía pensando en realizar su renuncia al cargo desde hace un tiempo.

Durante una entrevista realizada en el programa “Aló Buenas Noches” transmitido por El Venezolano TV, explicó que sin embargo, hubo una situación que fue el elemento detonante “recientemente hubo una instrucción de manera obligatoria desde la cancillería para todas las personas diplomáticas, era grabar un video manifestando su apoyo a la Constituyente y al gobierno, yo me opuse a sabiendas que esto podría traerme consecuencias”.

Indicó que aparte de esto “han ocurrido una serie de hechos que uno no puede desconocer, una descomposición de lo que es el Estado de Derecho, realmente no lo hice antes porque nunca he tenido posiciones de alto gobierno, siempre me he desempeñado en mi área profesional que es el área diplomática, en la cancillería, en la parte administrativa etc.”

Señaló que siempre ha sabido que desde la posición que ha tenido “en la administración pública he podido aportar y ayudar a mi comunidad, por ejemplo en Panamá existen prácticamente 100 mil venezolanos viviendo, en un país pequeño, donde impacta mucho lo que está sucediendo en Venezuela y he creído que como servidor público he podido de alguna forma aportar un grano de arena en prestar apoyo a la comunidad venezolana en todas las necesidades que tienen en el exterior”.

Al ser consultado sobre si sabe cuántas personas podría tomar la decisión que el hizo, respondió que ha recibido llamadas “de colegas diplomáticos, es difícil realmente hacer un juicio de valores sobre cuál ha sido la motivación que no los ha llevado a tomar una decisión, no quisiera hacer una valoración jurídica si es o no una dictadura, todavía soy un funcionario de la cancillería, a menos que lo que decidí desde mi conciencia, me cuarte mi carrera en el Ministerio de Relaciones Exteriores, pero realmente desconozco la cantidad”.

Aseguró que su acción es un “acto voluntario, de absoluta conciencia, de consulta con mi familia, desde mi responsabilidades he podido ayudar a la comunidad venezolana, al igual que todo el personal diplomático de la embajada en Panamá, pero esta instrucción que llegó de Venezuela en un momento tan álgido, donde todos los diplomáticos teníamos que manifestar de manera obligatoria nuestro apoyo a la Constituyente y al presidente Nicolás Maduro era algo que no podía hacer de acuerdo a mis principios y valores”.

Realizó un llamado a quienes todavía no han dado el paso “es una decisión muy personal, hay muchos diplomáticos que tienen responsabilidades, familia que también tienen miedo, pero mi llamado es a que sigan la voz de su conciencia, formación, consulte con sus familiares, debo agradecer a toda la comunidad venezolana en Panamá quienes me han expresado manifestaciones de cariño, hay un país y hay que actuar de manera consciente”.