Según lo publicado por el ministro de Defensa de esta República, Vladimir Padrino López, la “eficiencia bolivariana” permitió la captura de los “autores” del robo de armas de la 41 Brigada Blindada del Ejército, ocurrido el pasado fin de semana en el Fuerte Paramacay.

En efecto, la “actuación decidida” de los cuerpos de in-seguridad permitieron el arresto del ex-capitán Juan Caguaripano Scott y el Primer Teniente Yefferson García Dos Ramos en Caracas.

“Esta captura ha sido un duro golpe al terrorismo fascista que ha puesto en práctica la derecha venezolana en los últimos meses”, escribió Padrino quien no precisó más detalles de la “súper-operación”.